martes, 27 de enero de 2009

Nazi beauty

Arno Breker fue el escultor favorito de Hitler y, durante el Tercer Reich, realizó muchos trabajos que promulgaban los ideales nazis. Muchas de sus esculturas, de gran expresión y con más influencia manierista de la que en vida hubiera querido aceptar (puesto que, recordemos, ese tipo de arte era considerado "degenerado" y por lo tanto se destruía), poseen una visión muy sugestiva de la belleza masculina.