miércoles, 26 de noviembre de 2008

Collier Schorr






Collier Schorr es un caso raro. Tiene la sensibilidad de un niño preparatoriano obsesionado con sus compañeros de clase y, además, la capacidad de fotografiar la belleza del cuerpo masculino jovial en pleno inicio de su vida sexual. Este cuerpo que, si bien ya muestra su virilidad, todavía conserva cierta inocencia de rasgos más propios de las féminas. Y lo más sorprendente es que todo esto se torna de sobremanera coherente al conocerla, pues la mujer está hecha a la manera de un gay twink.