viernes, 23 de mayo de 2008

Homosexuales en Cannes 2008



JIHAD FOR LOVE
Atormentados por la contradicción de ser musulmán y homosexual.

Es triste decirlo pero A Jihad for Love (2007), no es una secuela de la sátira pornográfica The Rasperry Reich (2004), en donde algunos seudo revolucionarios exhortan a que sus “camaradas” se unan a la lucha homosexual. Esta lucha es, mucho más ardua y verdadera, es un llamado a terminar con otros niveles, mucho más fuertes, de marginalización: una documental sobre devotos musulmanes que luchan desesperadamente con su homosexualidad. Filmada sin permiso en ocho países, desde Irán hasta Francia, esta película nos muestra lo que significa Jihad: una lucha.
Angustia es la norma en este filme que marca el debut de Parvez Sharma, quien documenta casos situados desde Johannesburgo a Estambul, de la duda a la disparidad, de la desesperación a la tranquilidad, con una feliz visita al mundo de las Drag Queens en India. El director localiza a sus personajes en diferentes situaciones y partes del mundo, como una lesbiana testaruda en París, a quien, al igual que muchos otros personajes en la película, tiene que borrar digitalmente el rostro de la imagen para que no sean reconocidos.
“Si fueramos realmente Musulmanes” dice su contradictorio lamento, “no tendríamos el derecho de alterar la creación de Dios”
La película de Sharma enfatiza los testimonios en donde se aprecia cierto grado de ese pensamiento musulmán de que todas las personas, a excepción de los homosexuales, deben sentir confort al saber que nunca están solas. Pero el documental, a medida que avanza, desarrolla las emociones y causa un sentimiento de tensión mientras narra, a lo largo de toda la película, parte de la búsqueda de un Iraní por el asilo político en Canadá.